Nuestra solución fundamental es ORUS, un sistema diseñado para optimizar la gestión de la conservación y explotación de una infraestructura mediante la integración de toda la información y recursos de los que dispone la infraestructura en un solo sistema y bajo un entorno GIS preciso, sencillo e intuitivo.


Dentro del sector de las infraestructuras existe un consenso acerca de la necesidad de incluir la variable geoespacial a la hora de administrar la información relacionada con la gestión de la explotación y la conservación. Un GIS introduce la variable geoespacial. Sin embargo, su baja integración con el resto de sistemas, su dificultad de uso y la complicada actualización de la información contenida en el GIS convierten a un GIS en una herramienta poco eficiente. ORUS sí cubre esta necesidad de forma eficiente.


ORUS no es un GIS, es un GAMS (Geospatial Asset Management System). Su vocación es la de convertirse en el sistema de referencia que utilicen los gestores de la explotación y conservación de una infraestructura mediante la integración o conexión con el resto de sistemas.


ORUS integra una herramienta GIS propia muy avanzada, una herramienta ERP propia y todas las bases de datos (cartográficas y alfanuméricas) de una infraestructura.


ORUS es modular, permitiendo una implantación gradual en función de las necesidades de cada infraestructura y extraordinariamente flexible, lo que le permite adaptarse a distintos tipos de infraestructuras. ORUS está disponible bajo arquitectura web y como aplicación de escritorio.